Archivo de la etiqueta: entrevista

Entrevista de semblanza

Partido Comunista

El inquebrantable Cacho Goyena

El secretario del Partido Comunista del municipio de Vicente López brindó una entrevista en la que habló de su vida y de la historia de un partido que tiene 94 años de historia.

La cita estaba concertada a las 10 am, aunque llegué puntual, Cacho ya estaba esperándome en el local, que esta ubicado en el barrio de Munro a una cuadra de la bulliciosa avenida Velez Sarfield. La sede partidaria partidaria no es de grandes dimensiones y tiene sus paredes decoradas con cuadros de las figuras más importantes del comunismo, como lo son Lenin, el Che, Marx, Fidel, entre muchos otros.

Cacho cuenta con más de 50 años de militancia en el Partido, vivió dictaduras, democracias frustradas, proyectos políticos que no prosperaron y los duros años del neoliberalismo salvaje. Su lucha tuvo y tiene un objetivo claro, la liberación nacional y social del Pueblo argentino.

Oscar "Cacho" Goyena Galván

Oscar Cacho Goyena Galván

¿Quiénes fueron tus padres?

Mi mamá era ama de casa, mi papá fue un trabajador ferroviario. Trabajó de muy joven en el ferrocarril Mitre. Él fue un militante sindical, participó de la huelga de 1961 contra el Plan Larkin que venía a imponer el gobierno de Frondizi, por esto lo jubilan anticipadamente. Conoció y fue amigo de Víctor Vasquez, uno de los dirigentes comunista histórico del gremio que fue desaparecido por la dictadura. Después se dedicó a hacer viajes con un camión. Luego, fue junto a José Heller, el padre de Carlos Heller, el presidente de la cooperativa de crédito General Belgrano, que fue disuelta durante la última dictadura. Mi padre fue un militante social y en sus últimos años de su vida se afilió al Partido Comunista. Y mi madre era un ama de casa, que si bien no simpatizaba con las ideas del socialismo admiró a Fidel en sus últimos años de sus vida.

¿Qué recordas de tu infancia?

Tuve una infancia muy feliz, pero muy estrecha. Un ferroviario no gozaba de un gran sueldo. Nosotros vivimos en la casa de mis abuelos del barrio de Florida, no teníamos casa propia. Luego mi abuelo se va, pero vivimos con muchas estrecheces aunque nunca pasamos hambre.

¿Cómo fue tu juventud?

En mi época era muy común que se formaran barras con los pibes del barrio. Con mis amigos formamos una barra que se juntaba en Rosetti y San Martin en Florida. Salíamos a bailar, jugabamos al futbol en los baldíos que había en la zona. Y con ellos empezamos a hablar de política. Estudie en el colegio industrial de San Isidro, soy técnico mecánico.

¿Porqué empezaste a militar en el radicalismo?

Porque mi familia era radical, mi padre era radical del Movimiento de Renovación y Cambio. Y mi abuelo fue dirigente radical. Durante el gobierno peronista eran gorilas. En las elecciones del año 58, cuando aparece la disputa dentro del radicalismo entre Balbin y Frondizi, junto a otros jóvenes decidimos apoyar al sector de Frondizi. Yo fui secretario de la juventud radical intransigente deVicente López. Luego, cuando se produce la traición al programa con el que había asumido junto a muchos jóvenes abandono el radicalismo. Algunos de ellos más tarde son montoneros y muchos van al Partido Comunista.

¿Cómo te afiliaste al Partido Comunista?

Un día paré a Antonio Perez, el entonces secretario del Partido de Vicente López, que pasaba siempre en bicicleta y le dije que quería tener contacto con el Partido, yo y otros compañeros. De la barra nos afiliamos 3. Yo el 7 de Noviembre de 1959 me afilié, en una reunión clandestina a la que me habían invitado. No sólo por el desencanto por Frondizi, si no tambien por la influencia de la Revolución Cubana.

¿Cómo fue tu vida durante la dictadura?

Yo estuve clandestino como todos los compañeros pero tuve que tener mayores medidas de seguridad porque la noche del 14 de Abril del 76 cuando se llevan al Negrito Avellaneda y a Iris, su madre; y secuestran a Rodolfo Coelho una de esas noches me fueron a buscar a mi a un domicilio en el que no vivía más. Entonces tuve que vivir más de dos años en la clandestinidad más absoluta. A partir del 79 ya pude empezar a desarrollar mi vida, dentro de los límites que tenía.

¿Qué es lo que te motiva a seguir luchando por la Revolución?

 Yo considero, desde que me afilié al Partido Comunista que el sistema capitalista es un sistema injusto, desigual, deshumanizado, que convierte al hombre en lobo del hombre y más ahora con la crisis civilizatoria que tiene, no ofrece ninguna perspectiva para la humanidad. Yo quisiera que mis hijas y mis nietas pudieran vivir en una sociedad donde se acabe definitivamente la alienación del hombre. Porque no solamente esta la explotación, la alienación es uno de los elementos más negativos que tiene el capitalismo, que determina los problemas psicológicos. Que mide a las persona por lo que tienen, y no por lo que valen; dificultar las relaciones interfamiliares pero tambien  entre los hombres; la competencia, el individualismo. Y por supuesto el peligro que significa para la humanidad el sistema económico que depreda la naturaleza y pone en tela de juicio las posibilidades de que el mundo pueda seguir desarrollandose. Por todos esos elementos, y también porque considero que esta sociedad no da perspectivas a nadie yo sigo luchando por el socialismo y por el comunismo. 

¿Cuál es el mensaje de Cacho Goyena a su nieta?

El mensaje que le dejo a nieta es que ojalá pueda vivir en esa sociedad que sueño yo y soñamos millones de hombres en el mundo. Los comunistas no somos entes aislados, no somos una secta. Somos una gran movimiento, al margen de los reveses que hemos tenido existen millones de comunistas en todo el mundo. Osea que eso quiero para mi nieta, la sociedad socialista. Que seguramente en el siglo XXI o sino en el XXII va a ser una realidad.

Hablar de Cacho Goyena no es sólo hablar de una persona, es hablar de una idea, un sueño que sigue más vigente que nunca. Es hablar de un Partido que pese a todo a sabido mantenerse firme. Sin lugar a dudas Cacho Goyena es lo que el Che Guevara el Hombre Nuevo.

Etiquetado , ,

Entrevista de opinión

Florida Oeste

Estudiantes entrevistan a Roberto Brey

Alumnos de Comunicación Social del Instituto 77 entrevistaron al director de Semanario Prensa Libre

Roberto Brey junto a la profesora Carina Álvarez

Roberto Brey junto a la profesora Carina Álvarez

El 14 de Mayo el destacado periodista visitó el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 77 en el marco de una conferencia de prensa organizada por la profesora de periodismo gráfico Carina Álvarez, para con el objetivo de que los alumnos de 1er año de la carrera de Comunicación Social realicen una entrevista de opinión.
Roberto Brey dirige desde 1987 el Semanario Prensa Libre que se distribuye todos los viernes en los municipios de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre. Además es creador de diversos medios de prensa locales y barriales, es colaborador de entidades de bien público y dicta cursos de periodismo y de redacción. También escribe un libro sobre el origen y la historia del cuento.

Dónde inició sus estudios?
Podría decirse que mi carrera comenzó en la escuela. Aquella era una época donde todo era tiránico.

Cuál fue su motivación para comenzar?
Siempre quise influir en las personas, y esta profesión es, de alguna manera, un disfraz que uno se pone para meterse en la vida de los demás.

¿Cuándo fue su primera labor periodística?
En la escuela secundaria (años 67-68), hicimos una revista contando cosas, uno es muy chusma, quiere enterarse de todo y contarle a los demás. Mi intención no era ser periodista, sino decir cosas. Lo único que hice como periodista (además de la escuela) fue como cronista cinematográfico, mientras estudiaba cine. Sólo escribía donde tenía libertad.

Es esa la definición de periodismo para usted?
Sí…podría ser. Algo así como de curiosidad personal. Mi objetivo, en un principio, no fue relatar hechos, me gustaba más escribir sobre cine. No estudié, porque recién en 1984 se creó la carrera. En esa época, uno se formaba en las redacciones de los diarios. Siempre me pareció que había que hacer muchas “concesiones” para trabajar en el periodismo, por eso yo buscaba hacer cosas alternativas.

Se puede hacer periodismo independiente?
Se puede como lo hacemos nosotros, en “Prensa Libre”, tratando de no depender de organismos oficiales, ni de grandes empresas. Lo real es que nunca se puede ser del todo independiente en la medida que un medio tenga anunciantes. Nosotros aprendimos que lo mejor era tener muchos anunciantes pequeños y no grandes que sostengan toda la economía del diario.

¿Cómo fueron los inicios de Prensa Libre?
Como en este periódico local que me habían ofrecido, me censuraban, reedité mis notas en una publicación que llamé Prensa Libre. La idea era contar lo que no se podía contar (ejemplo: Fábrica recuperada por los trabajadores en Villa Adelina). No hacer entrevistas a grandes personajes, sino a los vecinos que hacían algo.

¿Cuando comenzó a darse cuenta de la importancia que cobró el periódico?
Nosotros comenzamos a tomar esto como un trabajo recién dos años después de haberlo emprendido. Empezó como un “hobby”, pero nos dimos cuenta de que debíamos interrumpir la actividad o seguir en serio, entonces nos arriesgamos y dejamos los empleos q teníamos.
Creo que hay algo muy importante que tiene el diario con respecto a otros, y es la accesibilidad para la gente. Los que tienen mucha plata y poder son inaccesibles.
Además los medios más poderosos, son también más dependientes de grandes anunciantes, por lo cual difícilmente puedan hacer una crítica que atente contra ellos. En cambio, nuestros clientes/ lectores son pequeños comerciantes, profesionales y vecinos, y nosotros respondemos a los intereses de esa comunidad, los de la gente más humilde.

¿Los anunciantes condicionan al periódico?
Sobrevivimos y es natural hacer esto. Los medios informan lo que ellos quieren pero ¡ojo!, nosotros también, pero tenemos accesibilidad y por tanto menos margen para mentir.

Por último ¿Cree que hoy existe la libertad de prensa?
La libertad de prensa existiría si se rompiera el monopolio. Pero en cuanto al Estado, se puede decir que en Argentina después de la dictadura, hubo mucha más libertad de prensa que en otros países. Por supuesto existen y han existido casos excepcionales, pero no una persecución permanente.

En este momento de la Argentina, donde los medios de comunicación pasaron de ser los difusores de las noticias a ser el objeto de ésta, la opinión de un comunicador de vasta trayectoria como es Roberto Brey se vuelve valiosísima, para debatir cuál es el rol y el objetivo de los medios de comunicación en la sociedad en la que queremos vivir.

Etiquetado , ,